Otras entradas en la misma categoría:

Los 300 contra el aborto

3 de Respuestas

  1. jose says:

    Hola.

    Igual te estás ganando pocos amigos… creo que este post queda a dos aguas…

    No sé si comparar a nuestro muy querido y nunca suficientemente loado gobierno con Leónidas y sus huestes los deja bien o mal… (por el tema la “selección natural”) Tampoco sé lo que podrían pensar al respecto las asociaciones pro-vida (No me imagino a ninguno de sus representantes a modo de Jerjes, como azote de los impíos) Pero la idea me hace sonreír….

    Lo que más me ha chocado de tu post es la última frase “Me parece bien que cada uno manifieste sus creencias”. ¿éste es un debate de creencias?

    Se debe basar un derecho civil en una creencia?… Yo creía (literalmente: tengo fe en ello) que lo que nos hace una sociedad “no confesional” es que nuestro cuerpo legislativo (y por ende el cuerpo jurídico) está apoyado en una ética “aconfesional” Es decir, matar es malo no porque lo prohíbe el quinto mandamiento de nuestra santa madre iglesia, sino que matar supone vulnerar un derecho individual (un derecho inherente a la persona)… el derecho a la vida.

    Ahora bien… el ovulo femenino fecundado, ¿qué derechos tiene? ¿cuando comienza a tener derechos? ¿en la concepción, a partir de la semana 16? ¿en qué basamos esta decisión?

    Creo que este debe ser el debate fundamental… si decidimos, en base a argumentos éticos “no confesionales” podremos llegar a un final consensuado.

    Lo que más me fastidia de todo esto son las posiciones “de máximos”, por un lado y por otro. Es decir… todo lo que contravenga el quinto mandamiento es ofensivo para dios y por lo tanto para la sociedad. Y por el otro lado el tema “nosotras parimos, nosotras decidimos” también me toca las…..

    Espero no haberme alargado… es que voy a ser de nuevo padre….

  2. Ni! says:

    Hola Jose, es refrescante escuchar tu opinión que siempre me parece muy coherente. Tienes razón en lo de hacer amigos, hace tiempo que sé que usar la ironía para atacar conceptos que otros consideran intocables no me hará ganar el premio a la simpatía. Y la equidistancia es mucho peor. Oh sí.

    Pero yo disfruto con la ambigüedad, que provoca confusión, y dejo que cada uno entienda lo que quiera. En este caso no estoy manifestando nada a favor ni en contra de la ley del aborto, ni identificando a Leónidas con nadie. Sólo es un mal juego de palabras. Lo que lo hace distinto es que trata sobre el aborto. ¿Se puede bromear con esto? Claro. Con lo que no se puede bromear es con las relaciones sexuales del Príncipe de Asturias. Eso ya lo dejó claro la Audiencia Nacional.

    Al menos el Manifiesto de los 300, o de Madrid, tiene un fundamento que no es religioso, es decir, considerar que el embrión ya determina a un individuo, pues tiene la información genética necesaria. Lo que sería una creencia es que haya que considerar que esta esta célula tiene los mismos derechos que un individuo cualquiera. Pero no voy entrar en ese debate en este post porque es largo y doloroso… como un parto. Además, tú lo has expuesto perfectamente y estoy de acuerdo con tu opinión. Con comentaristas así da gusto.

    ¡Te deseo todo lo mejor con tu nueva paternidad!

  3. jose says:

    Hola.

    En primer lugar muchas gracias!… ahora toca volver a padecer sueño crónico… pero sarna con gusto….

    Completamente de acuerdo contigo (aunque esto no siempre ha sido así…., jajaja) cuando afirmas que inferir que el feto (o anteriormente el embrión) ya tiene los mismos derechos que el ser humano nacido es un acto de fe. Como diría Rincewind… al respecto hay varias corrientes filosóficas. Además podría dar lugar a situaciones incomprensibles. Seguro que al respecto se pueden encontrar un montón de informes y recomendaciones que dicen exactamente lo contrario.

    Bueno, que no es pertinente sacar más punta al tema.

    A ver cuando quedamos para tomar unas cañas (me toca invitar) jajaja

    Un abrazo.

Leave a Reply to jose Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *