Generador aleatorio de sinopsis de películas de Harry Potter

Harry Potter y los Lienzos Centenarios

Comienza un nuevo curso en la escuela de magia Hattworms. Todo sigue igual que el año anterior salvo por la intromisión del profesor irlandés Elkkurgan Kristlambert, de Protección contra Consonantes Duplicadas, en el Pozo Negro Totalmente Prohibido, lo que es recibido con júbilo por los alumnos. Nadie sabe nada del temible Bordemor, el innombrable, al que todos nombran sin parar.

Mientras se dirigía a estudiar Protección contra Consonantes Duplicadas en la biblioteca del Renegado, Harry Potter se teletransporta por error al Pantano de la Magia Traslúcida y encuentra a Truebald el Unicornio sin Cuerno, que le da el Txapeltruthle - objeto mágico con rabito que se coloca en la cabeza y dice si la persona miente o dice la verdad -. Asustado, vuelve al lavabo de las chicas y lo esconde. Después, aunque el profesor enano Valkilmer Dewillow les ha advertido que nunca se acerquen al Vertedero de Satanás de noche, Harry Potter convence al adorable Leeeroy Jenkins de que le acompañe, lo que acepta porque Harry Potter tiene una gran fibra moral. Por su parte, los hermanos Malafoll usan la magia oscura para hacerse con el Txapeltruthle y esbozan una risa maligna. Explorando, Harry Potter y Leeeroy Jenkins detectan una señal de poder que procede del Vertedero de Satanás y asomando por un agujero descubren la Honda de Pedhr'Osha, el arma legendaria. Harry Potter la toma y al hacerlo escucha una voz en su cabeza que le suplica que corra hacia el Pantano de la Magia Traslúcida. Harry Potter y Leeeroy Jenkins montan en sus escobas y se dirigen hacia el Pantano de la Magia Traslúcida, el lugar diabólico.

¡Todo era una trampa! En el Pantano de la Magia Traslúcida divisan a Bordemor acercándose por el aire. Harry Potter descubre que el implacable Burócrata Enfurecido, los hermanos Malafoll y el Guardián entre el Centeno - que siempre miente excepto los martes por la tarde - han formado un ejército de simpatizantes afines a Bordemor; Harry Potter es apresado por un rayo tractor del Burócrata Enfurecido, que lo retiene mientras invoca a doce extras que estaban en reserva para la batalla. Todo parece perdido. Bordemor bosteza y Harry Potter aprovecha para lanzarle el hechizo Los Tres Improperios Soeces (no mata pero deprime), sin éxito. Leeeroy Jenkins, al verlo, grita y se oculta bajo un viejo órgano destartalado. En el último instante, aparecen los Lienzos Centenarios envueltos en una esfera de poder y bastante cabreados por no haber intervenido en la historia hasta el momento, y se dedican a patear a los villanos y expulsar a Bordemor de este plano hacia otro un poco más inclinado. Harry Potter y Leeeroy Jenkins se salvan de la muerte una vez más. Finalmente, como Harry Potter estuvo a punto de morir no recibe castigo alguno y éste comprende que saltarse las normas es reprochable, pero solamente si te pillan. E incluso así tu nombre sale delante en los títulos de crédito.