Generador aleatorio de sinopsis de películas de Harry Potter

Harry Potter y el Horóscopo Eterno

Ya es primavera en la escuela de magia Hattworms. Nadie sabe dónde se encuentra el temible Bordemor, aquel que no debe ser nombrado, al que todos nombran sin parar. Todo sigue igual que el año anterior salvo por la irrupción de la profesora Tresgrosses Cantaloupes, de la asignatura de Criptoganchillo, en el Pozo Negro de la Vista Cansada, lo que es recibido con júbilo por los alumnos.

Mientras estaba aprendiendo a dominar el hechizo Bigus Dickus (sólo permitido a mayores de edad), la alumna nigromante Lipstix se teletransporta por error a la Caverna de la Magia Traslúcida y encuentra a la Lubina Mensajera, que le da la Almáciga Insondable. Asustada, vuelve al cuarto de las escobas y la esconde. Luego, debido a que Harry Potter es el único que puede salvar a todos esos inútiles, el profesor finlandés Raikkonius Kekrosberg designa a Harry Potter como líder de una misión de rescate de un sapo atrapado tras un troll que llevaba convertido en piedra desde la escena veinticuatro en la Capilla de la Muerte Súbita. Harry Potter, Petroff Smirnoff, el estudiante ruso de intercambio, y los inseparables siameses Jack y Chan van a rescatarlo. Entre escena y escena, Harry Potter descubre que Petroff Smirnoff es su primo segundo. Harry Potter, Petroff Smirnoff y Jack y Chan encuentran en la Capilla de la Muerte Súbita a Slartibartfrist el destructor de mundos y deben enfrentarse a las horribles pruebas que les propone. En mitad de una, bajo un viejo órgano destartalado, encuentran la Honda de Pedhr'Osha, el arma mitológica. Harry Potter la toma y al verlo Slartibartfrist se amedrenta y huye hacia la Caverna de la Magia Traslúcida. Harry Potter, Petroff Smirnoff y Jack y Chan salen en su persecución.

Los acontecimientos se precipitan. Frente a ellos distinguen a Bordemor carcajeándose. Slartibartfrist y Lipstix aparecen debajo de un catafalco polvoriento y crean un escudo de fuerza que protege a Bordemor; Harry Potter enarbola su varita, pero al llevar dos armas al tiempo se hace un lío y se le caen las dos. Jack y Chan, indignados, usan sus últimas fuerzas para distraer a Bordemor tirándole piedras. Bordemor se distrae mirando a una zarigüeya y Harry Potter aprovecha para lanzarle el hechizo Asintemuerax, sin éxito. En el último instante, aparece el Horóscopo Eterno envuelto en una esfera de poder y bastante cabreado por no haber intervenido en la historia hasta el momento, y se dedica a patear a los villanos y expulsar a Bordemor de este plano hacia otro un poco más inclinado, librando a Harry Potter, Petroff Smirnoff y Jack y Chan de la lucha y salvándolos otra vez. Finalmente, como Harry Potter lo ha pasado tan mal se le perdonan sus fechorías y éste comprende que la cicatriz de su frente (que se hizo al caer del árbol desde donde espiaba a la adorable Hulkya Byrnessen) tiene un poquito que ver con el trato de favor recibido.