25 Julio 2012

Star Wars temp track, una reconstrucción musical

En el contexto del montaje cinematográfico, se denomina música provisional, “temporary track”, o “temp track” a las pistas musicales que se usan mientras la película no está terminada, que sirven al director para transmitir al compositor su idea acerca del estilo, el carácter o el ritmo de la música que busca en una escena determinada. Como ya saben quienes han leído algún artículo de mi sección de parecidos razonables de música clásica en bandas sonoras de cine, soy un admirador de John Williams y disfruto buscando sus referencias musicales. Esta vez he querido ir más allá y realizar un trabajo personal de “reconstrucción” y descubrimiento de la música provisional para Star Wars a partir de la cual John Williams creó una de las obras maestras de la música cinematográfica: una “Star Wars temp track”.

Hay pocas referencias documentadas de cómo debió ser la música que George Lucas colocó en ciertos momentos de su película antes de que John Williams entrase en escena. Unas pocas proceden del libro The Making of Star Wars: The Definitive Story Behind the Original Film, de otras hay referencias en Internet (pero sin fuente) y el resto son de mi cosecha. Algunas son referencias bien conocidas, como el tema principal procedente de la película Kings Row compuesto por Korngold. Otras fueron utilizadas como indicación de estilo y, aunque el parecido no es tan directo, sí transmiten el mismo tono y muchas veces tienen la misma orquestación, como el caso de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvořák para la marcha final Throne Room.

En todo caso, ha sido un trabajo costoso el asociar las escenas adecuadas a las partes musicales coincidentes. Espero que sirva para dar a conocer también la obra de varios compositores que merece la pena descubrir, a muchos de los cuales yo mismo llegué gracias a esta indagación sobre la banda sonora de Star Wars.

Escenas iniciales

Erich Wolfgang Korngold, títulos de crédito de la película Kings Row (1942).
Gustav Holst, The Planets: Mars, The Bringer of War (1918). El montaje de música emula la composición de la escena inicial.
Sergei Prokofiev, marcha de la ópera El Amor de las Tres Naranjas (1921). La música correspondería a la Marcha Imperial, que fue compuesta para El Imperio Contraataca.

Androides escapando a Tatooine

Gustav Holst, The Planets: Mars, The Bringer of War (1918).
Igor Stravinsky, La Consagración de la Primavera (1913).
Igor Stravinsky, suite de El Pájaro de Fuego (1919).
Béla Bartók, Concierto para Orquesta (1943). Guarda una semejanza con el leitmotiv de los Jawa, aunque tiene un parecido aún mayor con el tema que Williams compondría en el Episodio I para el personaje Jar Jar Binks.

Luke en Tatooine

Anton Bruckner, Adagio de la Sinfonía Nº 9 (1903). El tema se adapta a la escena pero realmente la semejanza es con el leitmotiv de Yoda que aparecerá en El Imperio Contraataca.
Miklós Rózsa, banda sonora de Ivanhoe (1952).

Escenas en el Halcón Milenario

Bernard Herrmann, banda sonora de Psicosis (1960). Este pasaje suena exactamente igual en la película y podría ser intencionado.
William Walton, Partita for Orchestra (1957).

Batalla de Yavin

Miklós Rózsa, banda sonora de Ivanhoe (1952).
Gustav Holst, The Planets: Mars, The Bringer of War (1918).

Sala del Trono y Final

Antonín Dvořák, Sinfonía Nº 9, cuarto movimiento (1893).
Edward Elgar, marcha nº 1 de Pompa y Circunstancia (1901). El motivo de que el tono sea más agudo es para permitir la mezcla con la parte final de la misma obra y ajustar el montaje a la imagen.
Erich Wolfgang Korngold, títulos de crédito de la película Kings Row (1942).
William Walton, Crown Imperial (1937).

Tags: , , , , , , , , ,
Publicado en Cine, Música el Miércoles 25 de Julio de 2012 a las 10:59 | 1 Comentario

23 Abril 2010

¿De qué me suena? Michael Giacchino y Alberto Iglesias

Michael GiacchinoEn la última edición de los Oscar, este año 2010, Michael Giacchino se llevó el premio a la mejor banda sonora por Up (Walt Disney – Pixar). Hasta ese momento sus obras más conocidas eran las colaboraciones con Pixar en Los Increíbles (2004) y Ratatouille (2007) y la música de la serie Perdidos, aunque comenzó su carrera creando la banda sonora de videojuegos entre los que destacan las extensas sagas bélicas Medal of Honor y Call of Duty.

Dentro de Up destaca el tema principal, Married Life, por su tremenda sencillez y belleza; se trata de una melodía descriptiva que acompaña, como anillo al dedo, a una secuencia sin palabras que resume toda la vida del protagonista y cuya naturalidad conmueve más que muchas escenas con actores reales. Es un gran ejemplo de cómo la música es a veces más importante que la imagen.

Alberto Iglesias
Dicho esto, hay un parecido razonable que no puedo evitar mencionar respecto a esta pieza, y es que guarda una semejanza bastante grande con un tema también conocido de la banda sonora de Lucía y el Sexo (2001) de Alberto Iglesias, el compositor español más internacional. Alberto Iglesias ha sido nominado dos veces a los Oscar por El jardinero fiel y Cometas en el cielo, y ha ganado innumerables premios Goya a lo largo de su carrera, entre los que se encuentra el que ganó por la película Lucía y el Sexo, de Julio Medem, y donde se puede encontrar la fantástica pieza Me Voy a Morir de Tanto Amor (que aparece también en un episodio de la serie de culto Mad Men). Este tema guarda un parecido más que razonable con el Married Life de Up, tanto que al ver el episodio de Mad Men pensé que se trataba de la misma pieza.

Comparación de los dos temas

Lucía y el SexoMe voy a morir de tanto amor

Me voy a morir de tanto amor

UpMarried life

Married life

¿Se ha inspirado Michael Giacchino en Lucía y el Sexo para el tema principal de Up?

  • Sí, el parecido no puede ser casual (85%, 22 Votos)
  • No, es mera coincidencia (23%, 6 Votos)

Votos totales: 26

Loading ... Loading ...

El hecho de que se parezcan no implica que haya habido plagio de ningún tipo, pero ¿es casual el parecido o está más allá de la mera coincidencia? No hablamos de un tema moderno homenajeando a uno clásico, sino de dos obras actuales separadas por solamente 8 años. Esta vez quiero saber si es mi impresión o soy demasiado exagerado. No olvidemos que las bandas sonoras son la música clásica de este siglo… quizá en el futuro este tipo de influencias queden mencionadas en los libros de Historia. Vosotros tenéis la última palabra.

Tags: , , , , ,
Publicado en Cine, Música el Viernes 23 de Abril de 2010 a las 0:21 | 10 Comentarios

24 Marzo 2010

Evolución del chiste del artificiero

2000:

Chiste del artificiero cabrón

2010:

En Tierra Hostil

Tags: , ,
Publicado en Cine, Humor, Tonterías varias el Miércoles 24 de Marzo de 2010 a las 17:41 | 1 Comentario

18 Septiembre 2009

Harry Potter Automatic Generator

¿Conoce la saga de Harry Potter? ¿Alguna parte de la saga le ha decepcionado? ¿Le gustaría haber escrito usted alguna de las novelas? O sencillamente, ¿envidia a J. K. Rowling y piensa que usted podría hacerlo mejor?

Si ha respondido sí, o no, o yo qué sé, a cualquiera de estas preguntas… ¡Tenemos lo que busca!

Con nuestra fantástica herramienta, El Harry Potter Generator HP-Generator 2000, podrá disponer al momento de una sinopsis instantánea para tener una base sobre la que crear un guión cinematográfico o, si es audaz, una novela completa. ¡Se acabó el pensar! Nuestra herramienta genera un resumen que incluye los elementos más importantes en toda novela de Harry Potter:

  • Palabras inventadas con muchas consonantes repetidas, para emular las creaciones lingüísticas de Lewis Carroll sin sonrojo.
  • Personajes buenos con nombres agradables de pronunciar; personajes malvados con apellidos y apodos horribles.
  • Todo el argumento relevante ocurre en torno al protagonista, lo demás es secundario. ¡Simplicidad al poder!
  • Adultos carentes de iniciativa y/o autoridad. Así nuestro protagonista tiene más libertad para que el guión se desarrolle en la dirección que usted quiere.
  • División clara y precisa entre buenos y malos, ¡olvídese de los dilemas morales!
  • El protagonista puede saltarse las reglas sin sufrir repercusiones; los villanos, no. ¡Haga felices a sus lectores!
  • El protagonista siempre es salvado en el último momento. ¡Aplicamos la técnica Deus Ex Machina de forma profesional!

No lo dude más y encargue ahora una copia de su HP-Generator 2000. ¡Llame ahora!

Y por ser uno de los primeros 18433 usuarios en conectarse a nuestra oferta, le ofrecemos a continuación una generación aleatoria totalmente GRATIS. ¡Gracias por confiar en HP-Generator 2000!

Generar una nueva sinopsis

Tags: , , , ,
Publicado en Cine, Humor, Lingüística, Proyectos, Tonterías varias el Viernes 18 de Septiembre de 2009 a las 0:13 | 11 Comentarios

7 Marzo 2009

Watchmen, la película

Llegó el día 6 y con él, el estreno de la versión cinematográfica de Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons, novela gráfica en 12 entregas considerada como la obra maestra del género, ganadora de un premio Hugo y único cómic incluido en la lista de Time de las 100 mejores novelas de todos los tiempos. Como admirador que soy, tengo que compartir mi entusiasmo por el evento con vosotros, amantes de los buenos guiones y los grandes recursos del arte secuencial.

watchmen-poster

Póster promocional

La película es un buen trabajo de adaptación del director Zack Snyder, detallista y respetuoso con la obra original. Las casi tres horas de duración no se hacen largas y buena parte de los hitos importantes del cómic aparecen, con las necesarias y comprensibles modificaciones que supone el cambio de medio narrativo. Casi todos los diálogos están tomados directamente del texto, sin apenas modificaciones, de forma que cada frase memorable tiene su aparición en algún momento. El aspecto visual está muy logrado, no tan oscuro como el cómic, pero sí con todos los detalles de ese mundo alternativo que el dibujante Dave Gibbons supo aportar a las descripciones kilométricas y la minuciosidad de Moore. Y una mención especial a los títulos de crédito, una secuencia brillante que desde el comienzo nos sumerge en el pasado de los justicieros de ese mundo alternativo mientras de fondo, Bob Dylan canta The Times They Are A-Changin’.

Pero ¿ha conseguido Snyder su objetivo? La respuesta sería: depende de qué se hubiera propuesto.

Me explico: no es casualidad que la obra de Alan Moore haya pasado por las manos de tantos directores candidatos y tantos otros guionistas para intentar dar con una puesta en escena que pudiera transmitir aunque sólo fuera una pequeña parte de todo lo que el mini-universo de Watchmen contiene. En éste, Alan Moore y Dave Gibbons reinventaron el lenguaje convencional de los cómics añadiendo varias capas de meta-lenguaje, como autorreferencias y metáforas visuales, yuxtaposición de hilos argumentales en la misma viñeta, paralelismo narrativo, juegos de simetría… hasta tal punto que la historia, aunque buena, era sólo un soporte sobre el que desplegar todo este arsenal de recursos que – y esto es lo principal – tenían sentido únicamente en el mismo medio en que fueron creados. Al plantear una conversión del lenguaje escrito y dibujado al lenguaje cinematográfico, todos estos factores se “perderían en la traducción” y serían sustituídos por recursos del lenguaje visual, ya conocidos y nada innovadores.

Traduttore, traditore

Puede que Zack Snyder quisiera reproducir con la mayor fidelidad posible el universo de Watchmen, pues todo indica que decidió intentar el mismo enfoque que ya usó en 300: la transcripción literal del mundo impreso al mundo cinemático. Si es así, tengo que decir que lo ha conseguido. Las escenas han sido rodadas siguiendo exactamente los encuadres y ángulos de las viñetas en las que se basan, utilizando el propio cómic como storyboard y garantizando el aspecto visual más cercano posible al de la novela gráfica. La experiencia de ver cobrar vida a los personajes que uno conoce tan bien, de oir sus nuevas voces recitando su parte del guión y ver en acción los momentos memorables del cómic es muy gratificante, al menos para quien lo conozca. En ese sentido la película se disfruta y no decepciona.

Sally Jupiter pin-up

Sally Jupiter pin-up, el negocio del 'glamour' en el mundo Watchmen

Ahora bien, en el caso de que Snyder quisiera crear su propia visión del mito y hacer una película que fuera para el resto de películas de superhéroes lo que Watchmen fue para el resto de cómics… se ha quedado muy corto. Su fidelidad a la estructura del original es  también su mayor lastre y encorseta la narración. Por ejemplo, en su afán por emular al cómic, Snyder decide ofrecer al espectador la información sobre el pasado de los personajes mediante flashbacks que se producen en los mismos momentos que en la novela gráfica. Esto plantea dos problemas: el primero, que la historia tiene demasiados flashbacks y abusar de esta técnica en momentos inesperados no siempre funciona en el cine, donde el ritmo lo es todo. El segundo, que no todos los flashbacks aportan información que haga avanzar la trama, sino que a veces sólo dan datos sobre el pasado de un personaje, lo que en cómic no supone un problema pero en el cine hay que dosificarlos pues detienen el desarrollo de la acción, y una vez más, rompen el ritmo.

Dame un nombre

¡Dame un nombre!

Quizá sea debido a la reducción del metraje original, de casi 4 horas, o quizá a que Snyder se ha perdido en los detalles (donde, como todos sabemos, está el Diablo), pero a veces se producen saltos bruscos de la narración, se echan de menos planos introductorios, o de repente se produce un hecho importante o se revela un dato crítico sin preparación previa del espectador, lo que produce cierta confusión. El ritmo sube y baja, y cuando ocurre lo que debería ser el desenlace y clímax de la historia (lo que posiblemente no es el despliegue de efectos especiales azules sino el momento en que alguien exclama “¡lo conseguí!” en el cómic), la forma de contarlo hace que el espectador no sea del todo consciente de esa sensación de “resolución” de los buenos guiones. Ojalá que en la versión extendida se solucionen estos problemas y la historia fluya con menos brusquedad.

Como conclusión, la película es buena. Quizá parezca algo confusa a quien no conozca la historia, pero tiene calidad y momentos impactantes y mantiene el interés hasta el final. La recreación del universo de Watchmen es minuciosa y tiene gran cantidad de detalles que los fans disfrutarán. Y no, no creo que los cambios en el guión sean imperdonables; como ya he explicado, ceñirse al texto no siempre es la mejor decisión. (¿El chiste de Pagliacci? ¿La contraseña del hombre más listo del mundo?).


Quizá en otro artículo me dé por enumerar las frases míticas que se pronuncian, o los pequeños detalles que se han incluído. En éste, voy a poner una autorreferencia del cómic que no he visto comentada antes en ninguna parte, uno más de tantos guiños que Watchmen tiene desperdigados.

Se trata de la máscara de Rorschach, que está formada por “un fluído viscoso entre dos capas de látex sensible al calor y la presión” y que siempre muestra un dibujo cambiante que nunca se repite.

¿Nunca?

Armageddon

Número 1, página 24

Bromeas, seguro

Número 12, página 20

Una metáfora visual sobre la inamovilidad de los principios de Rorschach.

Tags: , , ,
Publicado en Artículos, Cine, Cómics el Sábado 7 de Marzo de 2009 a las 0:20 | 1 Comentario

  • Archivos

  • Buscar en Subliminalia

  • Vídeos

  • SGAE Wars
    Best Review Ever
  • Calendario de posts

  • Febrero 2017
    MTWTFSS
    « May  
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728