13 Febrero 2009

¿De qué me suena? Roque Baños y Danny Elfman

Hace tiempo que quería dedicar un artículo de parecidos razonables del compositor murciano Roque Baños, y qué mejor momento que ahora, tras recibir el premio Goya del 2009 a la mejor música original por Los Crímenes de Oxford.

Roque Baños es un autor ya consagrado. Aunque no he escuchado todas sus bandas sonoras, las que he oído en el cine siempre han tenido algo en común: al terminar la película he buscado su nombre con interés en los títulos de crédito, cosa que sólo hago cuando siento que la música es parte de la historia, que sin ella la película sería otra. Porque este es un compositor con estilo propio, con carácter, y a veces con influencias claras de otros compositores actuales que él adapta al tono y el ritmo de la película que trate, y que convierte en suyas. No en el sentido de copia, sino de espíritu, creando su propia interpretación.

Roque Baños

Roque Baños

La primera vez que escuché su trabajo en el cine fue en El corazón del guerrero, película de Daniel Monzón en la que quedé gratamente sorprendido por el estilo musical que contenía. Había secuencias de aventuras clásicas, de acción, que traían a la memoria momentos clásicos, una especie de John Williams a la española, y se me quedó grabado su nombre.

Claro que entonces no sabía que Roque Baños ya llevaba un largo historial de éxitos a sus espaldas. Como se puede ver en su página web, ya desde su formación en el Berklee College of Music de Boston (por donde también pasaron figuras como Alan Silvestri y Howard Shore) recibió premios por su capacidad para la composición de música de cine. Hay un buen resumen de sus obras en dicha página.

El motivo de esta entrada en el blog fue la música de La Comunidad, de Alex de la Iglesia. Tengo un problema: soy un fan incondicional de Danny Elfman. Todas sus bandas sonoras me gustan. Tanto, que detecto parecidos a la menor ocasión (como me ocurrió con Ultraviolet) o, por ejemplo, hay momentos de Los Crímenes de Oxford que me recuerdan al tema principal de Mars Attacks. Siendo así, cómo no me iba a emocionar encontrarme, al comienzo de La Comunidad, con un tema principal con toques Elfman por doquier, unas trompas a lo Batman en una frase, unos violines a lo Eduardo Manostijeras en otra… el estilo estaba ahí, no llegaba a ser copia, y era muy bueno. Y entonces llegó la persecución y ¡zas! Ahí estaba, con el mismo piano y todo, el tema principal de Bitelchús.

Comparación de los dos temas

La ComunidadTema Principal

La Comunidad

BeetlejuiceBeetlejuice

Beetlejuice

Es un parecido evidente. No descubro nada nuevo, ni tampoco es mi intención. Sólo espero ayudar a que la gente a la que le guste este estilo pueda descubrir otros autores con un sonido similar. De nuevo han sido dos compositores contemporáneos, aunque espero volver a la música clásica en breve.

Se me ocurre un paralelismo más. Podría ser que, poco a poco, Roque Baños y Alex de la Iglesia se estén convirtiendo en colaboradores asiduos, con la música de uno cada vez más adecuada al tono oscuro, humorístico del otro, lo que recuerda al dúo formado por Danny Elfman y Tim Burton, de los que no podemos ya separar sus imágenes de su música. Hasta el momento han sido 6 las colaboraciones entre ambos:

Alex de la Iglesia y Roque Baños

Muertos de Risa (1999)
La Comunidad (2000)
800 balas (2002)
Crimen ferpecto (2004)
La habitación del hijo (2007) (para TV)
Los Crímenes de Oxford (2008)

Si Alex de la Iglesia es nuestro Tim Burton, Roque Baños sería el Danny Elfman español. Los Crímenes de Oxford es una banda sonora que demuestra hasta dónde este compositor ha conseguido un estilo personal, que en otras películas recordaba más al estilo sinfónico de John Williams. Sin duda, la trayectoria de Roque Baños va a ir a más y aún no hemos escuchado todo de lo que es capaz.

Tags: , , ,
Publicado en Cine, Música el Viernes 13 de Febrero de 2009 a las 0:40 | 3 Comentarios

10 Noviembre 2008

¿De qué me suena? Williams, Prokofiev y las tres naranjas

Si hay algún compositor moderno que destaca por sus marchas, ese es John Williams; y si hay una marcha de John Williams que puede considerarse como la más representativa de su producción y prácticamente un icono de las bandas sonoras contemporáneas, esa es la Marcha Imperial. Su calidad como marcha militar es espectacular, transmitiendo la sensación de un poder implacable y despiadado, que recuerda el avance imparable de engranajes de guerra.

Darth Vader y las tres naranjas

Naranjas traigo

Al mismo tiempo es el leitmotiv del prototipo de personaje malvado por excelencia, Darth Vader, al que se ajusta como un guante (negro) hasta tal punto que ya no podemos separar a uno del otro. Aunque en este caso hay que decir que la banda sonora no intervino en la fama del personaje, ya que Darth Vader ya era un icono antes de que nadie hubiese oído nunca este tema, que apareció por primera vez en la segunda película de la (entonces) trilogía, El Imperio Contraataca.

La maestría de Williams en la creación de marchas triunfales queda manifiesta por obras tan características como la propia marcha final de Star Wars, el tema principal de Supermán, la marcha de 1941 o el tema principal de En busca del Arca Perdida, por citar algunas. Por ello, el parecido razonable de hoy no es más que una simple anécdota que puede reseñarse en calidad de homenaje o influencia reconocida de un maestro hacia otro.

El amor de las tres naranjas

Ya he hablado en otros artículos de Sergéi Prokófiev y su influencia en tantos compositores actuales, de los que he puesto como ejemplo a los oscarizados Hans Zimmer y Darío Marianelli. En esta ocasión es la Marcha Imperial de John Williams la que recuerda mucho en su estructura a la pieza titulada “Marcha” de la ópera El amor de las tres naranjas, de Prokofiev. Se trata de una ópera en 4 actos compuesta en 1919 y estrenada en 1921, de la que precisamente la parte más conocida es dicha marcha. No hay una similitud directa de la melodía, pero sí una idea recurrente en la forma en que se expone y se repite la frase principal en cada una, que hace recordar esta marcha al escuchar el tema del Imperio.

Incluyo el comienzo de la Marcha Imperial tal y como sonaba en la banda sonora original de “El Imperio Contraataca”

Imperial March

Imperial March

The love for three orangesThe love for three oranges

The love for three oranges


Tags: , , , ,
Publicado en Artículos, Música el Lunes 10 de Noviembre de 2008 a las 17:12 | 4 Comentarios

17 Mayo 2007

¿De qué me suena? Spiderman vs. Ultraviolet

Aprovechando el reciente estreno de Spider-Man 3, ha llegado el momento de salirme un poco de mi costumbre y hacer una comparación entre dos bandas sonoras actuales, en vez de una actual y otra clásica. El afortunado compositor bajo el punto de mira es hoy Klaus Badelt por la banda sonora de Ultraviolet.

Del compositor alemán Klaus Badelt se puede decir que todo el mundo conoce algo si ha escuchado a Hans Zimmer. Fue coproductor de la banda sonora de Gladiator, dos años después de que Hans Zimmer le invitase a formar parte de su estudio Media Ventures. Después de algunos éxitos, entre los que cabe destacar la partitura para el remake de La Máquina del Tiempo, en 2003 Badelt compuso – o más bien, supervisó a otros miembros del equipo que compusieron – la conocida Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra, varios de cuyos temas son una extensión de los que ya se escucharon en Gladiator, al estilo Zimmer.

En Ultraviolet, Badelt realiza un trabajo lleno de ritmos modernos y sonidos electrónicos, supongo que para estar acorde con la temática de la película, pero al final la ausencia de contenido de ésta parece imponerse sobre todo lo demás. Además de esto, y este es el punto que me interesa, la música de los títulos iniciales es una variación del comienzo de la banda sonora de Spider-Man 2, de Danny Elfman. Ambas comienzan con unos segundos de cuerdas agudas, tras lo cual entra una percusión suave con sintetizador y se suman más cuerdas graves, añadiendo instrumentos en un crescendo hasta que finalmente entra la fanfarria con la presentación del tema principal. Hacia la tercera parte del comienzo hay una variación rápida de violines muy característica de Danny Elfman que también tiene una réplica en la banda sonora de Klaus Badelt. En definitiva, se podría decir que los títulos de Ultraviolet se parecen tanto a los de Spider-Man 2 como el tema principal de Piratas del Caribe se parece a la batalla de Gladiator.

Spider-Man 2 (2004)Spider-Man 2 (2004)

Spider-Man 2 (2004)

Ultraviolet (2006)Ultraviolet (2006)

Ultraviolet (2006)

Tags: , , ,
Publicado en Artículos, Cine, Música el Jueves 17 de Mayo de 2007 a las 4:39 | 5 Comentarios

  • Archivos

  • Buscar en Subliminalia

  • Vídeos

  • SGAE Wars
    Best Review Ever
  • Calendario de posts

  • Febrero 2017
    MTWTFSS
    « May  
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728